Salud

Lesiones frecuentes en danza

La danza y particularmente el ballet es una disciplina artística muy completa en donde se realizan una serie de esfuerzos físicos y movimientos complejos enlazados por medio de una una coreografía, acompañados de una estética y musicalidad exacta, en donde la precisión tanto corporal como interpretativa juegan un rol fundamental para el desarrollo del montaje y la puesta en escena. 

Sin embargo, los bailarines y todos aquellos que sabemos cuan duro es el entrenamiento para alcanzar dicha coordinación y perfección casi siempre estamos de acuerdo en algo, más allá de ser artistas elegir ser bailarín profesional y aún más dedicarse a la danza clásica demanda el mismo vigor requerido para ser deportista de alto rendimiento o de élite. 

Como en casi todos los deportes, al iniciar este camino uno sólo es capaz de visualizar la meta, un gran escenario con luces y vivir de lo que amamos todos los días, sin embargo este sueño es cumplido solo por unos pocos y luego de alcanzar la cima, comienza una nuevo desafío, mantenerse mental y físicamente sano.

Sabemos y no es novedad que cualquiera que intente llegar a su máximo rendimiento y lograr triunfar debe poner especial atención a su herramienta de trabajo: el cuerpo. 

Anhelar y querer llegar a un nivel más alto día tras día traerá consecuencias, riesgos y un sin fin de nuevas experiencias que solo podremos superar si somos conscientes de nuestros límites, asumir que siempre se está al borde de una lesión y que debemos estar lo suficientemente preparados para afrontarlas.

Es muy común asistir a un ensayo y que alguien resulte lesionado, lamentablemente el desgaste diario, las ganas de seguir mejorando y de obtener mejores resultados a veces nos llevan a presionarnos más de la cuenta, y aún más si vienes de alguna temporada “pesada ” y el cuerpo no ha tenido todo el tiempo de recuperación que necesita. Tampoco podemos dejar de lado los accidentes fortuitos, no existe ningún bailarín que no esté expuesto a tener alguno en su carrera.

Bailarina ballet
© rehabilitaciónpremiummadrid.com

También están los casos de bailarines amateur, quienes toman clases o bailan de manera esporádica, muchas veces al no poseer la preparación técnica necesaria para realizar movimientos de alto nivel técnico y sumando las mismas exigencias de la clase puede exponerse a demandar mayor esfuerzo a su cuerpo y provocar una lesión.

A veces practicar y perfeccionar movimientos puede ser un arma de doble filo si no se sabe trabajar bien con el cuerpo, acá te contaremos las lesiones más frecuentes en danza y te daremos una guía de los posibles síntomas que puedes presentar para poder indentificarlas. Cabe destacar que al menor dolor, lo mas recomendado y óptimo es asistir a una consulta médica a la brevedad.

LesiónDescripción / CausaSíntomas
Tendinitis del músculo flexor largo del dedo del pieInflamación del tendón que flexiona el dedo grande del pie; el tendón se estira con la elevación, los saltos y el trabajo sobre las puntas.Dolor, tensión o debilidad a lo largo del tendón en el arco o detrás de la parte interior del tobillo.
Trigónomo sintomáticoUn pedazo adicional de hueso detrás de la articulación del tobillo (se encuentra normalmente en 20% de las personas) se pincha cuando los dedos están en punta y el tobillo se flexiona hacia abajo.Dolor, tensión e inflamación ocasional detrás del tobillo asociado con la elevación, el trabajo en puntas y apoyarse sobre los dedos de los pies.
Esguince de tobilloEl tobillo se invierte (colapsa hacia adentro) más comúnmente cuando los bailarines están sobre los dedos de sus pies mientras saltan, aterrizan o giran.Dolor, inflamación en la parte externa del tobillo; sentido de inestabilidad con los movimientos hacia los lados; los esguinces son más comunes si se ha sufrido un esguince antes.
Fractura por tensiónLa tensión por impactos repetitivos puede ocasionar debilitamiento del hueso; con frecuencia sin que haya una grieta visible en los rayos X. Común en los metatarsianos (parte delantera del pie), tarsianos (parte media del pie), tibia y fíbula (pierna) y ocasionalmente en el fémur, la pelvis y la columna vertebral.Dolor persistente y profundo en el hueso, asociado con los altos niveles de actividad de impacto; más común en bailarines con deficiencias de calcio o vitamina D, trastornos alimenticios e irregularidades menstruales.
Síndrome de dolor femororrotulianoDolor debajo de la rótula por la presión asociada con el doblez de la rodilla, los pliés, saltos; puede ocasionar un ablandamiento o adelgazamiento del cartílago detrás de la rótula.Dolor en la parte anterior de la rodilla que aumenta al doblar la rodilla, hacer pliés y al saltar.
Contracción de la caderaMúltiples causas incluyendo la contracción del tendón sobre la parte delantera o a un lado de la cadera; asociado con el movimiento activo de la cadera; ocasionalmente debido a desgarre en el cartílago que recubre la cavidad de la cadera, pero es poco probable debido a la dislocación de la cadera.Sensación de rompimiento que puede o no ser doloroso; ocasionalmente, un bailarín tiene la sensación de que la cadera se sale de su lugar; ocasionalmente, hay una sensación de presión o punción profunda en la articulación al doblar la cadera.
Lesión de la porción interarticular de la segunda vértebra cervicalLa porción interarticular es parte de la columna vertebral que se tensiona con la extensión trasera (arco); el dolor o debilitamiento de la porción interarticular de la segunda vértebra cervical ocurren comúnmente durante períodos de crecimiento óseo rápido. Las lesiones a esta área se conocen como espondilólisis o fractura por tensión de la columna vertebral.Tensión, dolor en la parte central de la espalda baja que es peor al arquearse, saltar, correr y acostarse inclinada; mejora al agacharse hacia adelante; los síntomas de los nervios y el dolor que se irradia son raros con esta condición.
Lesión de los discosDebilitamiento o protuberancia del disco lumbar; debido a doblar, girar o elevar repetidamente el tronco. Los atletas también pueden sufrir lesiones de las vértebras y de las placas (placa de crecimiento).Dolor en la espalda baja que se extiende al costado o a los glúteos; se puede extender al muslo; adormecimiento u hormigueo ocasional; empeora al estar sentado, agacharse, levantarse y acostarse boca arriba; mejora al arquearse y acostarse boca abajo.
Fuente: Care of the Young Athlete Patient Education Handouts (Copyright © 2020 American Academy of Pediatrics).

Son muchos los factores que pueden provocar una lesión, en danza es muy frecuente enfrentarnos a maestros que realizan clases con una metodología diferente a la que estamos acostumbrados, en estas ocasiones el cuerpo y cada músculo que lo compone ya sea articulaciones o ligamentos se expone a una nueva exigencia. En estos casos el autocuidado es clave para resolver y sobreponernos en buena forma a los nuevos estímulos. Desde niños es importante aprender y diferencial el cansancio de la fatiga muscular, esta diferencia es muy importante para la vida y carrera del bailarín. El cansancio es parte de un factor anímico que surge en respuesta a la depresión del cuerpo cuando el trabajo es muy intenso o hemos acumulado gran cantidad de horas de esfuerzo sin las pausas requeridas. Por otra parte, la fatiga viene en compañía de pequeñas o grandes contracturas musculares como consecuencia de un depósito de lactato en las fibras que componen el músculo, que si se prolonga, puede traducirse en un aumento del dolor.

El dolor, para muchos es la gota que rebalsó el vaso, la señal de que algo anormal está sucediendo en nuestro cuerpo y cuando se vuelve intenso e insoportable nos detiene y es ahí donde generalmente ponemos real atención y recurrimos a la ayuda médica, sabemos que hemos llegado a nuestro límite y si se realiza esta pausa a tiempo, nuestro tratamiento podrá ser más efectivo.

Desde el salón de clases o incluso entrenando fuera de él , es necesario prestar atención a cualquier incapacidad preexistente o dolor frecuente, muchas veces una molestia puede ser un indicador de alguna anormalidad o problema que puede ser analizado y examinado por un médico especialista, tomar precauciones a tiempo va a depender únicamente de nosotros, y del conocimiento que poseamos de nuestro estado físico al momento de ejercitarnos. 

Para terminar es preciso recordar que si tuviste una lesión con un descanso prolongado, significa que tu cuerpo ha perdido una aptitud o capacidad que debe ser acondicionada nuevamente para que esté a su nivel. Es necesario respetar los tiempos que tiene el cuerpo durante una lesión y su recuperación, pero también llegado el momento de recibir el alta médica, es necesario reevaluar el estado corporal en el que nos encontramos para prepararnos de la mejor forma posible antes de retomar nuestras actividades a nuestra capacidad máxima. 

¿Conoces alguna otra lesión frecuente en danza ? 

¡Déjanos tu comentario!

Por Partenaire.art 

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: